Avelino Fierro

Fiscal + diarista + poeta + …
Libro.  —  En El Cuaderno.  —  En La Nueva Crónica.  — En El País.

Avelino Fierro (1956) empezó a publicar sus diarios en el año 2014 cuando el volumen Una habitación en Europa reunió los de los años 2010 a 2012; en 2015, bajo el título Ciudad de sombra, reunió los correspondientes a 2013 y 2014; y en La vida a medias, los de 2015 y 2016; el libro de 2019, Contra tiempo, fue la cuarta entrega. Ha publicado algunos cuentos y ha colaborado en las revistas literarias Clarín, Suroeste o Sibila. Durante 2019 publicó una serie de prosas tituladas Calendario en la revista cultural digital Tam Tam Press.

Estatuas de sal es una colección de treinta cartas escritas entre el 13 de marzo y el 12 de abril del año 2020, en pleno confinamiento durante el estado de alarma. El diarista Fierro nos sumerge en «el tapiz colorido», como bien ha descrito el poeta Jordi Doce, de su mente culta y singular, ávida de arte y literatura, para recordarnos lo que realmente importa: las esencias vitales y existenciales, la hondura del pensamiento simbólico, la sencillez de una conversación. La intimidad pletórica, lecturas y recuerdos que el autor comparte con sus buenos amigos, crean un emocionante mosaico de vivencias e ilustración.

En estos días los amigos
están lejos, pero los libros
siempre están cerca. 
Avelino Fierro

 

Selección de epistolarios de la biblioteca personal del autor

La cultura no es espectáculo, ni
entretenimiento, ni una forma de pasar el tiempo.
Ni siquiera es éxito comercial. 
Avelino Fierro

 

El Pregón de la Feria del Libro de León 2019 fue leído por Avelino Fierro
y por Marta Sanz, a petición del gremio de libreros de la ciudad.
Puedes leer el Pregón, Una tarde de libros con Marta Sanz, aquí
Introducción al Pregón de la Feria del Libro 2019

Gracias, queridos amigos, amigos del gremio de libreros. Gracias por vuestra invitación. Es cierto que cuando me llamasteis para pedirme que viniera a este acto, al pregón, dije que no. Insististeis, dije que no; y comentasteis que este año el pregón lo daban un chico y una chica y dije: “Con más motivo, no”. Y vosotros, que por favor, que lo de la chica ya estaba cerrado; pregunté quién era la chica. Marta Sanz; dije que sí.

Para un acto de celebración, festivo, como este, uno no podía esperar mejor pareja de baile. Una de las mejores escritoras actuales. Incansable narradora, y poeta, y articulista y teórica y activista de la función social de la literatura. Yo he titulado mi intervención “Una tarde de libros con Marta Sanz”.

Pero queridos amigos libreros, dejadme que os reconvenga un poquito: No hagáis política con esto, aunque sea bienintencionada; no hay que estar a esa insana moda de lo correcto, a la paridad. No hay que estar a la cuota en la cultura o en la lectura, hay que estar como con todo, por el mérito y la capacidad, por la calidad. Con Marta sobraba; yo me siento –si empleamos ese lenguaje de la innecesaria igualdad en estas materias, estirando hasta el absurdo el lenguaje inclusivo-, me siento, más que como una cuota, como un “cuoto”.

No seamos provincianos ni reduccionistas, sino cosmopolitas. Y hay que apostar por la visión de los creadores que escarban en la realidad actual, que nos hacen a todos progresar, tener una mirada crítica. No todo vale, no caigamos en lo banal, ni en el folclore. Algo así decía Ferlosio en aquel artículo “La cultura, ese invento del Gobierno”. Y recordaba a Machado y su Mairena, que pedía Una Escuela Popular de Sabiduría Superior frente a Una Escuela Superior de Sabiduría Popular. No todo se puede igualar: no es lo mismo un concierto de Marta Sánchez que el imperativo categórico de Kant. Seguirá habiendo alta y baja cultura, y cultura popular. Hay que poner la cultura al alcance de todos, llegar al mayor número, pero la cantidad no puede estar a expensas de la calidad.

Esto es una fiesta, la Fiesta del Libro. Pero la cultura no es espectáculo, ni entretenimiento, ni una forma de pasar el tiempo. Ni siquiera es éxito comercial.

Para que nadie piense por nosotros está la lectura. La lectura del libro en papel. No los audiolibros y otras chorradas. Y para combatir las redes sociales, que están arruinando el conocimiento y la sociedad.

Paso a leer mi escrito. Es el discurso, breve, de un lector. Sin saber lo que haría Marta, he tirado por un camino que quiere estar al lado del de la poesía, por esas cosas que escribo estos últimos meses y que titulo “Calendario”, algo un tanto lírico y sentimental. Me he metido en un buen lío. Con todo, confío en que transmita sinceridad y algo de pasión, y que os pueda gustar.

CompartirTw.Fb.Pin.
...
Volver

Tu carrito

0

No hay productos en el carrito.

Total
0.00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!