Galería de Arte

y otro álamo cayó, I
Shirin Salehi
Aguafuerte sobre papel
Somerset negro 280 g
Edición de 5 + 2 P. A.
34 x 48 cm

2014

La obra de Salehi «ilumina el terror», ha dicho el arquitecto Garreaud de Mainvilliers, por indagar la artista silenciosa «en la desgarradora experiencia de existir». Shirin Salehi le da al conjunto de su obra, autónoma, sobria y de gran depuración formal, el título de Discurso sobre las sombras, porque desea que nos invite a entrar en un territorio extremo, el de «nuestra relación con la memoria en presencia de quien la violenta y la destruye». A ella las palabras le importan y mucho; siempre ha buscado su precisión pero también le intriga su inefabilidad. La obra que se reproduce en Un sol de pulpa oscura fue inspirada por el relato de Vladimir Nabokov, Invitado a una decapitación, donde se narra la historia de un condenado a muerte, Cincinato, quien desconoce su culpa y su delito, kafkiana situación que también nos recuerda a Segismundo. «¿Se puede hablar de la brutalidad a través de la belleza?», se pregunta retóricamente la artista. Los preciosos surcos indelebles que horada sobre papel hacen presagiar que sí, que existe un «territorio interior» donde murmurar «a solas conmigo mismo», la frase que Cincinato expira al morir. Nos recuerda el arquitecto y también grabador Garreaud que el propio proceso de grabar significa «violencia en la incisión, corrosión ácida, presión del tórculo» y, sin embargo, el papel es ahora un santuario donde se puede penar, cicatrizar, soñar.

shirinsalehi.com

Desfiladeros del sueño 
Jesús Hernández Verano
Técnica mixta sobre papel

2019

A propósito de la exposición Rumia, de Jesús Hernández Verano, está escrito: «Proyecciones de sueños que procuran al espectador alguna ruta por la que ir desde su dolor hasta la calma, entre la irresoluble necesidad de dar testimonio y la conciencia de que es tan poco lo que puede darse o decirse. Lugares donde detener la mirada, que depende también de la predisposición de quien mira. ¿Cómo relatar la ausencia? ¿Cómo hacer legible la experiencia traumática, siempre individual, irrepetible, irrecuperable, sin tener que someterla a la traición de la representación? Lo real, lo ficticio, el indicio del cuerpo, lo ilusorio, lo hiperreal recorriendo y retrocediendo en su propio abismo interior, hasta precipitarse en el vacío de nuestra mudez». La obra de Jesús Hernández Verano viene a expresar de manera plástica lo que subyace en la literatura existencial de Rafael-José Díaz, autor de la soberbia colección de relatos, De un modo enigmático.

Secret garden 
Siro Cugusi 
Óleo sobre lienzo 

2018

El Secret Garden de Siro Cugusi se refiere a un lugar de introspección meditativa; un lugar donde uno puede contemplar la belleza y el misterio. Figuras que ya no responden a una narrativa tradicional crean un lenguaje autónomo y personal, imbuido de significado arcaico y metafórico. La flora, la fauna y los minerales coexisten con figuras antropomórficas en un jardín que no es racional, que se aparece como un mundo aparte —un santuario propio, un lugar de seducción, misterio y deleite sublime. Y esto tiene mucho que ver con el oculto oficio del que habla Francisco León en su colección de ensayos del mismo nombre, oficio que no es otro que la poesía.

En las pinturas de Cogusi, patrones de estructuras planas compuestas de líneas y esferas orgánicas, perturban los espacios negativos en los que el artista suele yuxtaponer formas arquitectónicas tridimensionales abstractas y surrealistas al mismo tiempo. Aspectos de tipo mecánico interactúan con elementos naturalistas abstractos como si se tratara de la fórmula matemática de una nueva narrativa misteriosa que es al mismo tiempo antigua y arrebatadoramente moderna.

www.sirocugusi.com

Ventanas ciegas
Carlos Schwartz 
Técnica mixta

TEA Tenerife

2010

La exposición que Carlos Schwartz presentó en TEA Tenerife Espacio de las Artes entre enero y abril de 2010 proponía una aproximación visual y reflexiva al arte que hoy se piensa y se mira a sí mismo pero tomando lo real como materia prima básica para constituirse. La muestra recogía trabajos de los últimos dos años, manifiestándose los diferentes registros en los que el artista desarrolla su trabajo: esculturas desestructuradas que se apoyan en el suelo o en la pared —con mobiliario, construcciones metálicas y neones—, instalaciones en las que mezcla algunos de los materiales citados con maderas para lograr un equilibrio inestable en la ocupación del espacio, y dibujos postminimalistas en torno a variaciones formales cercanas a lo tridimensional. El trabajo de Schwartz indaga en la posibilidad de una armonía entre elementos contrarios, en la posibilidad de obtener luz del dislocamiento y la fractura de lo cotidiano, escribía Javier González de Durana, director artístico de TEA, en el catálogo de la exposición, de ahí que sus bellos dibujos geométricos trazados a mano alzada, prístinos en su imperfección, hayan venido a ilustrar el portentoso poemario en prosa de Melchor López, Niño.

CompartirTw.Fb.Pin.
...
Volver

Tu carrito

0

No hay productos en el carrito.

Total
0.00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!